Estas páginas contienen información médica dirigida a aquellas personas que viajan a lugares de Venezuela donde la malaria está presente. Se comenta sobre el uso apropiado de medicamentos y medidas de protección para prevenir la malaria.



Los viajeros que se dirijan hacia áreas donde exista la malaria, deben discutir con suficiente anticipación el plan de viaje con su médico, de manera de programar el uso de medicamentos que permitan prevenir la enfermedad. En vista de que el uso de medicamentos antimaláricos debe ser iniciado días o semanas antes de ingresar al área endémica y debido a que en Venezuela la administración de dichos medicamentos está controlada, y algunos de ellos sólo están disponibles a través de la red de la Dirección General de Malariología y Saneamiento Ambiental del Ministerio de Sanidad, se recomienda al viajero proveerse del esquema preventivo a utilizar antes de iniciar su recorrido.

Los viajeros pueden recibir distintas recomendaciones, reflejando diferencias en los enfoques y la disponibilidad de medicinas en los diversos países. Es indispensable conocer el itinerario exacto del viajero, para decidir el tipo de protección requerida. En general, aquellos viajeros que visitan sólo ciudades o áreas rurales donde no exista riesgo de malaria, no requieren el uso de drogas preventivas.

A los viajeros residentes en Venezuela, se les recomienda dirigirse con anticipación a su viaje, a las oficinas de la Dirección de Malariología, ubicadas en cada una de las capitales de estado y en la mayoría de las localidades de las áreas de transmisión del país.



¿Cuál medicamento usar?

La escogencia del medicamento antimalárico a utilizar como profilaxis se ve complicada por la aparición de cepas resistentes del parásito. En Venezuela, la cloroquina a dosis semanales es la droga de elección en aquellas áreas en las cuales no se ha demostrado resistencia al compuesto. En aquellas áreas de transmisión de la malaria en Venezuela, en las cuales se ha demostrado la ocurrencia de cepas resistentes del P. falciparum, la droga de elección es la Mefloquina tomada en dosis semanales. Si la Mefloquina no puede ser administrada, una alternativa es la Doxiciclina suministrada diariamente. Si no puede administrarse ninguno de los dos compuestos anteriores, la cloroquina (combinada o no con proguanil) es una tercera alternativa, pero este medicamento sería mucho menos efectivo.

Información más detallada sobre los diferentes esquemas de prevención disponibles, pueden ser consultados en quimioprofilaxis de la malaria.

  



Efectos colaterales

Todos los medicamentos pueden potencialmente originar algún efecto colateral, sin embargo, de presentarse una reacción severa, el viajero debe buscar rápidamente ayuda médica y dejar de tomar las drogas antimaláricas. El desarrollo de nauseas, vómitos ocasionales, cefalea o pérdida del equilibrio no son razones suficientes para suspender la quimioprofilaxis. Sin embargo, la severidad o gravedad potencial de la malaria justifica en gran medida la aceptación de los efectos colaterales temporales asociados con el uso de medicamentos antimaláricos.

Es necesario el estricto cumplimiento de las dosis recomendadas y de un cronograma de administración de la droga antimalárica seleccionada para obtener una efectiva protección. Las siguientes recomendaciones generales, son de utilidad:

 



Automedicación en situaciones de emergencia

Se recomienda a quienes viajen a zonas de alto riesgo de transmisión llevar consigo un tratamiento completo antimalárico tal como la combinación sulfadoxina-pirimetamina (Fansidar®), la cual puede ser utilizada para auto-administración si durante el viaje aparece fiebre y síntomas tipo influenza a pesar del uso adecuado de quimioprofilaxis con cloroquina, y no se dispone de facilidades para una atención médica adecuada dentro de las siguientes 24-48 horas. Debe enfatizarse que esta alternativa es sólo de carácter temporal, siendo indispensable solicitar asistencia médica especializada, tan pronto como sea posible. Nadie con historia previa de alergia a las sulfas debe tomar Fansidar®. El tratamiento para un adulto consiste en 3 tabletas, las cuales deben ser tomadas de una sola vez. El uso de Fansidar® no elimina la necesidad de continuar cumpliendo el tratamiento quimioprofiláctico original con cloroquina. Aquellos viajeros que se enfermen luego del retorno a sus lugares de origen no deben tratarse ellos mismos; por el contrario deben solicitar pronta asistencia e informar a su médico o al personal de Malariología sobre los riesgos a que estuvieron expuestos en su reciente viaje.



¿Cómo prevenir las picadas de los mosquitos?

Además de utilizar drogas para prevenir la malaria, se recomienda a los viajeros tomar algunas medidas para reducir la exposición a los mosquitos transmisores, los cuales habitualmente pican en las horas del crepúsculo y durante la noche .

Las siguientes recomendaciones prácticas pueden ser de utilidad:



Nota: La Vitamina b y los aparatos de ultrasonido no previenen las picadas de mosquitos.